domingo, 23 de septiembre de 2018

Sepultura 13, de Manuel L. Alonso

Se aproxima el Día de todos los muertos, Halloween, los To'Santos (como lo llaman por Cádiz, ciudad en la que vivo), y con estos eventos, el alumnado desea contar historias de miedo, escucharlas, sentir el terror de los exorcismos, fantasmas, hechizos...

Como profesora de Lengua y Literatura castellana, me planteo siempre si recurrir a los clásicos, y aproximarles al Don Juan Tenorio, para que conozcan las tradiciones más castizas, leer las leyendas de Bécquer, cargadas de romanticismo y descripciones pormenorizadas y atroces, o bien traer al aula historias de Edgar Allan Poe. Y desde mi (corta) experiencia aconsejo todos los libros de terror que se nos ocurran, ya que creo que es el mejor modo de atraer a los y las adolescentes a aproximarse a la literatura. Y en esta ocasión voy a hablaros de Sepultura 13, una novela de Manuel L. Alonso, publicada en 2007.

Sepultura es una calle de la ciudad de Salamanca, 13 el número de la casa, donde decide instalarse Flor. Esta joven se encuentra en su último año de carrera, estudia periodismo, y por fin ha conseguido un trabajillo en un periódico local, lo que le ha permitido independizarse totalmente; deja de compartir piso, y se instala en este domicilio del casco antiguo. Ya el propio nombre de la calle le da un poco de respeto, que se irá convirtiendo en terror al escuchar sonidos extraños, gemidos, arrastrar muebles, e incluso llega a ver algunos espectros en su propia habitación. Pero nada de esto le hará abandonar esa casa, sus ansias por conocer qué ocurrió en ese piso, años atrás (después de la guerra civil española, en época de crisis y de opresión) la llevarán a ir preguntando a antiguas moradoras, y a recurrir a hemeroteca para conocer la historia de la joven Dulce.

Lejos de ser una historia de miedo con escenas de pánico, descripciones de fantasmas o persecuciones nocturnas, el autor consigue mantener la intriga a través de una historia realista, cruda, cercana, que nos hace viajar a la historia reciente de nuestro país, y la combina muy bien con una narración intrigante y conmovedora. Recomendable para 2º y 3º de ESO por su léxico sencillo, narración lineal y cronológica, y porque su temática consigue atrapar incluso a los/as lectores más jóvenes del instituto.

domingo, 9 de septiembre de 2018

Trece cuentos de Luisa Carnés

Volvemos con Luisa Carnés, de quien ya hablamos en relación a su novela Tea-Rooms, y a quien considero una gran escritora, que deberíamos conocer, leer y reivindicar su papel en la Generación del 27. Se trata de una de las llamadas "Sin sombrero", que a su vez también ha sido relegada a un segundo plano dentro de las que ya están en un segundo plano... y esto por abordar temática social de forma tan directa y clara. Se vio obligada a exiliarse de España justo al concluir la guerra civil, y precisamente cuando cruzó la frontera, lo único que pudo llevarse consigo fue una cartera de cuero en la que guardaba sus manuscritos de narrativa breve, concretamente los trece cuentos que la Editorial Hoja de Lata ha publicado en mayo de 2017.

Cada uno de los relatos está datado en una fecha, desde 1931 (del que es su primer cuento, titulado "En el tranvía" hasta 1963, con "El Señor y la Señora Smith". La temática es muy cambiante: una monja que se ruboriza al ver a una pareja hacerse carantoñas en un tranvía, la relación excéntrica de dos hermanos mellizos, el viaje en barco, durante el exilio, de un grupo de familias y de un adolescente que se trasladaba solo, el racismo que vive en sus propias carnes una mujer blanca que se relaciona con un hombre de color... pero todos ellos se caracterizan por tratar contenido de una temática sensible, que llega al lector y le hace ponerse en el papel de los personajes de los que se hablan, fomentando así la empatía y la comprensión. Por ejemplo, "En casa" nos cuenta la salida de prisión de una presa republicana, tras pasar nueve años en la cárcel. Ella debería sentirse feliz por poder respirar aire puro, transitar por las calles, volver a su casa... pero las cosas no son exactamente así. No hay casa donde retornar, todos sus familiares han muerto, y la poca gente que aún conoce le niega el saludo o siente un miedo atroz de mantener una conversación con ella, debido a su ideología y a lo que el resto de los vecinos puedan pensar. También en "Sin brújula" sientes un golpecito en el corazón al observar que el pobre Benitín permanece solo en la cubierta del barco, esperando arribar a puerto francés, tiritando, muerto de frío y de hambre, deseoso de que pasen los días y que acabe el infernal viaje, mientras el resto de mujeres cuidan y protegen a sus propios hijos e ignoran el sufrimiento de este.

Pero sin duda, el cuento que más me ha gustado ha sido el de "Olivos". En él se plasma perfectamente la fatiga, el cansancio de los jornaleros a la hora de recoger las aceitunas en el cortijo, el abuso por parte del señorito,  la falta de cohesión, el miedo a hablar, y las consecuencias que esto acarrea... Es un relato escrito en 1933, que refleja la pobreza que se vivía en los pueblos, la forma en la que se trabajaba -trasladándose toda la familia, con niños y abuelos incluida, al cortijo para los meses de recogida- y las voces más rebeldes que comenzaban a reclamar justicia.

Se trata de una narrativa sencilla y cercana, que podría estar escrita hoy mismo por la forma de narrar, y por la capacidad de hacerte sentir próximo a lo que te está contando, pero que nos aproxima una realidad alejada de nuestra sociedad actual, pero que es necesaria conocer, como es la posguerra y el exilio. Recomiendo este libro al alumnado de 4º de ESO porque es una forma fácil de estudiar la Generación del 27, y de conocer a las escritoras que también formaron parte de este elenco.

martes, 14 de agosto de 2018

Made in Spain de Javier Mestre




Si tienes ganas de sumergirte en una lectura plagada de realidad, que duela, que esté inmersa en la realidad de nuestra sociedad, te recomiendo "Made in Spain", la segunda obra de Javier Mestre (su primera novela es Komatsu PC-340, cuya reseña puedes encontrar en este mismo blog)

Zapatos, los zapatos que calzamos, y que a menudo compramos animados porque su etiqueta indica que están "fabricados en España"  y pensamos: "qué bien, por fin se vuelven a hacer zapatos en nuestro país, con unas garantías mínimas, en fábricas donde deben cumplir una normativa, donde los trabajadores solo están un  máximo de horas laborales; calzado fabricado cerca de casa, en empresas que no están deslocalizadas..." Y nos sentimos un poco mejor al creer que ya no somos cómplices de la explotación de los trabajadores de Bangladesh o de Taiwan, donde se hacinan los trabajadores/as, muchos de ellos menores de edad, y donde en ocasiones hay catástrofes que acaban con la vida de centenas de trabajadores, como en el derrumbe y el incendio de fábricas en Bangladesh de hace seis años ( http://www.elmundo.es/elmundo/2012/11/26/internacional/1353919055.html)

Este libro viene a reflejar lo complejo que resulta la fabricación de calzado (como un ejemplo de un producto de venta) y la enorme red que hay desde los fabricantes, las aparadoras, la venta del cuero, la distribución... que engloba países tan alejados unos de otros como puede ser Ucrania, China, Bangladesh, Marruecos y finalmente España. Y sobre todo, se trata de una reflexión sobre la dificultad de mantener un negocio legal, respetando la normativa, las condiciones laborales, el ritmo de los trabajadores, en un sistema capitalista que marca un ritmo de producción desaforado, y unos precios cada vez más bajos.

Javier Mestre nos cuenta la historia de Fernando, más conocido como el Búho o el Estaquirot, hijo de un gran empresario de una fábrica de calzado de Valencia que muere trágicamente en un accidente. El Búho se verá abocado a tomar las riendas de la empresa, y se encontrará en una difícil tesitura: trabajadores cobrando en negro, negocios en otros países donde los empresarios mantienen a centenares de trabajadores en condiciones infrahumanas, aspirando gases que emanan los tintes de cuero, o pasando catorce horas al día en unas fábricas insalubres cobrando una miseria. El Búho intenta huir de todo eso, desoye los consejos de sus colegas valencianos, exitosos empresarios que han logrado enormes ganancias y un estatus determinado; él quiere cumplir la normativa, contratar a todas las aparadoras, pagar las horas extras... en resumen: gestionar la fábrica de un modo más humano, y en vez de recortar el salario de sus trabajadores para producir mercancías cuyo precio se adecue a los que marca el mercado, opta por renunciar a los siempre altos márgenes de rentabilidad que el empresario se asigna. Fernando, en definitiva, quiere poner a funcionar un capitalismo bueno, un capitalismo con rostro humano... Pero ¿es esto posible?

Personalmente, considero que es una novela muy didáctica, que habla de todos los engranajes necesarios para la fabricación de un zapato (he conocido términos como "escandallo", "destajo", "aparadora"), que describe la relaciones laborales dentro de una fábrica, de forma paralela a la descripción de la relación de amistad de un grupo de valencianos, de entre treinta y cuarenta años, que se reencuentran después de casi diez años sin verse, y se ponen al día respecto al desarrollo de sus vidas. Es una novela que se enmarca en la denominada "novela de crisis" y que no se deja nada en el tintero, azota un aire de realidad en la cara del lector, para que no olvidemos dónde estamos. La recomiendo especialmente para el alumnado de Bachillerato (puede ser interesante leerla especialmente si están estudiando Economía, o Historia del siglo XIX y la Industrialización), y para todo aquel/toda aquella con ansias de realismo.



miércoles, 1 de agosto de 2018

LA AMIGA ESTUPENDA de Elena Ferrante

Esta novela estaba entre las recomendaciones de la biblioteca pública de Santa María del Páramo, así que la cogí prestada sin saber que se trataba de la primera parte de la saga Dos Amigas de Elena Ferrante.

La amiga estupenda (L'amica geniale en su título en italiano) es una novela viva, cercana, cuyo corazón sientes que late con un ritmo acelerado. Como dicen en el artículo titulado Una droga llamada Elena Ferrante, esta obra "tiene la intriga de un thriller, la trama de un culebrón, el contexto sociopolítico de una novela realista y unos pasajes alucinados propios de la literatura fantástica"; se trata de una mezcla de géneros que bulle, que hierve. Narrado de forma ágil y naturalista, Elena Ferrante (autora de la saga, y de la que desconocemos casi todo, ya que solo ha dejado entrevistarse a través de correo electrónico) nos aproxima al Nápoles de los años cincuenta, y a un auténtico tableau vivant en el que las familias Cerullo, Greco, Sarratore, Solara o Cappucio interaccionan, se aman y se odian, se pelean, y muestran  la parte más visceral de cada uno/a de ellos/as. La historia que se narra en La amiga estupenda parte de la infancia de dos vecinas, Lila y Lenú, y transcurre hasta plena adolescencia de ambas; precisamente la novela acaba en la boda de Lila.

Lenú nos habla en primera persona,  nos cuenta cómo es su familia y su barrio napolitano, nos describe las relaciones violentas entre sus vecinos (las continuas peleas y griterío que acontece en una casa de vecinos ), su amistad con Lila, a quien no solo adora, sino que admira y envidia al mismo tiempo, para ir mostrando cómo se desarrollan sus vidas, de forma paralela pero totalmente distintas, en el contexto italiano de mitad de siglo XX. Las reflexiones de Lenú son tan íntimas, y a la vez tan cercanas a cada una de nosotras, que es difícil no empatizar con ella, y pasar a ver todo lo que ocurre desde sus propios ojos, sintiendo los acontecimientos como de una misma. Lenú representará la compostura, el buen hacer, mientras que Lila será símbolo de la maldad, de lo irreflexivo y temperamental, pero al mismo tiempo de la elocuencia y de la inteligencia, el estímulo que necesita Lenú para recorrer su camino, tan ajeno al barrio en el que se ha criado. Por eso llama la atención la cita inicial de la novela, tomada de Faustro de Goethe: "Podrás actuar con toda libertad. Nunca he odiado a tus semejantes. De todos los espíritus que niegan, el pícaro es el que menos me desagrada. El hombre es demasiado propenso a adormecerse; se entrega pronto a un descanso sin estorbos; por eso es bueno darle un compañero que lo estimule, lo active y desempeñe el papel de su demonio"

Impaciente por empezar con la segunda parte de la tetralogía, Un mal nombre, recomiendo esta primera novela al alumnado de Bachillerato. Creo que se puede establecer una interesante relación de la narrativa de Elena Ferrante con la novela realista de los años cincuenta en España, como puede ser la Colmena de Camilo José Cela, Los santos inocentes de Miguel Delibes, Pequeño teatro de Ana María Matute, aclarando que, si bien todas ellas relatan vivencias de los años cincuenta, el modo de narrarlas varía por el paso del tiempo, y por la diferencia cultural de sendos países: España e Italia.

jueves, 26 de julio de 2018

LA TRABAJADORA de Elvira Navarro

Se trata de la tercera novela de la escritora onubense Elvira Navarro, que indaga en la patología mental sin desligarla del contexto social en el que se produce.

La obra se divide en tres partes, en una primera se narran las confesiones de Susana, en primera persona, entre las que Elisa se asoma de vez en cuando para explicar algunas de sus impresiones sobre la propia historia y sobre Susana.

En una segunda parte se explica el contexto en el que nos hallamos, y en el que se encuadra esta primera confesión.  Elisa, la protagonista, es una traductora que malvive de sus trabajos como “falsa autónoma” para un gran grupo editorial. Su empresa retrasa los pagos durante meses, y le hace encargos que no son nada llamativos, y que le obligan a pasar muchas horas delante del ordenador. Ella confiesa que su vida transcurre delante del ordenador, entre traducción y visita a redes sociales para fisgonear cómo es la vida de otras personas, por lo que siente que pierde a menudo el tiempo, y que no es capaz de organizarse (algo que le relatará a su psiquiatra). Su vida, aparentemente normal, se consigue gracias a la medicación que su médico le prescribe: litio, serotonina y noradrenalina  hacen que se aleje el monstruo, y que pueda normalizar esa precariedad laboral combinándola con paseos por el barrio de Aluche, en Madrid, y conversaciones tenues frente a un café vespertino en el piso. El sueldo que gana apenas le da para pagar el alquiler, por lo que tiene que compartir el piso con Susana, su inquilina, que aparece como una enigmática compañera de piso, silenciosa y reservada, que se dedica a hacer mapas de barrios madrileños pegando miniaturas en los mismos, y que solo de vez en cuando deja caer alguna pincelada de su pasado y su presente. Todo esto le lleva a Elisa a fantasear e inventar una vida de Susana, a escribir sobre ella y crear ficciones, que siempre entrañan patologías que, de alguna manera, dejan de serlo en ese discurso literario.



En una tercera parte se plantea un cierre, un después de que Susana deje el piso de Aluche y ella comparta piso con otra persona -no consigue en ningún momento una estabilidad económica que le permita vivir sola-, y que dejará un resquicio de la puerta abierto, para continuar con nuevas patologías.

La novela está  escrita en primera persona, a modo de diario. Lo singular de la narración es que la protagonista comienza introduciendo una historia que le contó Susana, su compañera de piso, y esta historia también es narrada en primera persona, con lo que se da un desdoble de protagonistas a lo largo de la novela; Susana cobrará mayor importancia que la propia Elisa. También aparecen diálogos con su psiquiatra, en estilo directo, conectados con los escritos que Elisa compone para su médico, en los que racionaliza las ideas que que pasan por su cabeza, y plantea posibles soluciones,  para “normalizar la medicación” en su vida.


Se trata de una novela muy original tanto en la forma como en el contenido, sentir la patologización del ser humano en un contexto determinado, estableciendo unos vínculos directos con el tipo de sociedad en que vivimos, con la precariedad laboral y la necesidad de encajar y no salirte del tiesto, incluso si las condiciones que te rodean no son las que deseas. La narración es ágil y sencilla, pero dotada de gran originalidad al combinar trazos distintos de historias, para conformar una especie de colcha con retales de distinto tipo. Una obra realista, recomendable lectura para no olvidar dónde estamos y quiénes somos.

sábado, 30 de junio de 2018

RECOMENDACIONES PARA ESTE VERANO

No hay mejor manera de disfrutar del verano que acompañando nuestro momento de descanso con una buena novela. Así que, para que no tengáis excusa, aquí os dejo algunos títulos que podéis encontrar en la Biblioteca Pública de Cádiz, y que están pensadas precisamente para vosotros y vosotras, adolescentes llenos de inquietudes (y de hormonas también...)

Los voy a separar por temática (subrayado, al lado del título), para que cada uno/a escoja, según sus gustos:

1) OLIVER TWIST de Charles Dickens. Si te gusta la novela realista, y además histórica, este libro es para ti. Se trata de un clásico, escrito en 1837 por entregas, y en él se describe perfectamente la Inglaterra de mitad de siglo XIX, los problemas de pobreza y explotación, y cómo el pequeño Oliver va sobreviviendo en ese entorno hostil.

2) LOS INVESTIGADORES DEL ARTE. INTRIGA EN LONDRES de Bjorn Sortland. Temática: aventura. David y su familia están de vacaciones en Londres. La estancia resulta muy agradable hasta que, una vez más, se ven envueltos en una siniestra trama. La familia al completo pondrá todo su empeño para impedir que un desnudo de Matisse y otro de Picasso sean robados del museo Tate Modern.



3) SONATA DE AMOR de Blanca Álvarez. Novela realista, en la que nos hablan de la importancia de la amistad y el amor en la adolescencia. Carmen, una chica de 17 años que toca el violín necesita dinero para viajar con su novio a Normandía. Decide formar un cuarteto de cuerda con el que poder hacer bolos y así ganar dinero. ¡Y lo logra! Junto con otras cuatro adolescentes compartirá alegrías, deseos y decepciones...

4) LAS HIJAS DE TARA de Laura Gallego. Ciencia FicciónBienvenidos a un mundo futuro en el que tecnología y naturaleza son enemigas irreconciliables y donde se ha desatado una interminable guerra entre la ciencia y la magia, entre lo artificial y lo natural. El primer bando se refugia en las dumas, ciudades que han alcanzado un altísimo nivel tecnológico. El bando contrario se oculta en Mannawinard, un gigantesco bosque en el que ha vuelto a brotar la magia, bajo los auspicios de la renacida diosa Tara. Entre ambos se extienden los sombríos Páramos, zonas baldías que sirven de frontera guardada por los guerreros Ruadh.


5) YO TAMPOCO ME LLAMO FLANAGAN de Andreu Martín y Jaume Ribera. Detectives, aventurasUn niño magrebí del barrio de Flanagan ha desaparecido. Oriol Lahoz, detective profesional, le pide ayuda para encontrarlo. Por supuesto, las cosas no son como parecen. Acosado por Carla, una pija guapísima, desorientado en su relación con Nines, y abrumado por su amigo Charcheneguer, que se ha metido en un lío de los suyos, Flanagan necesitará de todo su ingenio para salir indemne.

6) EL MISTERIO DE LA DAMA DESAPARECIDA  de Concha López Narváez. Historia. IntrigaAño 1635, en el palacio Real se celebran grandes fiestas por el nacimiento de la hija de don Felipe IV y doña Isabel de Borbón. En una de estas fiestas, don Alfonso de Mieras se encuentra una mujer maravillosa. La joven desaparece, y don Alfonso empieza a buscarla porque la ama profundamente; ¿dónde puede encontrarla? Si ni siquiera sabe su nombre…




Leer nos hace viajar, descubrir otros mundos, ponernos en la piel de otros personajes, ajenos a nosotros/as. Este verano... ¡¡viajemos!!

miércoles, 25 de abril de 2018

IQBAL MASIH de Miguel Griot

¿Iq... Iqbal Masih? ¿Cómo se pronuncia ese nombre?
Esa fue la primera pregunta del alumnado de 2º de ESO al mostrarles la portada del libro que íbamos a leer en el aula. Nadie había oído hablar de él, aunque sí conocían lo que es la esclavitud infantil, y habían escuchado que en algunos países niños y niñas de su edad trabajan en fábricas, en unas condiciones infrahumanas y que, de alguna manera, somos cómplices de este abuso al llevar ropa fabricada en esos lugares. Después de esta introducción, ya les picó el gusanillo, y querían ver "de qué iba esa novela", así que la empezamos a leer...

Iqbal Masih, lágrimas, sorpresas y coraje es una obra del escritor salmantino Miguel Griot, publicada en 2010, cinco años después del asesinato del pequeño héroe. La obra narra la vida de Iqbal Masih, un niño nacido en Pakistán, que luchó contra la esclavitud infantil y denunció las condiciones laborales que sufría en un pequeño taller de alfombras de Lahore, su ciudad natal.



La novela está narrada en primera persona, pero con una singularidad especial: en cada uno de los capítulos hay un narrador diferente, ora se trata de Nusrat, un compañero del taller de Iqbal que explica cómo era este, la de horas que pasaban codo con codo trabajando con las hiladoras, ora toma la palabra Fateh, el dueño de varios de los talleres, para dar su propia visión del asunto y despotricar contra la osadía de Iqbal. De esta manera, a través del cambio de perspectiva en la trama, se rompe con el maniqueísmo, y se ofrece un visión global del conflicto: evidentemente, todos/as estamos en contra de la esclavitud infantil pero ¿cómo podríamos acabar con ella?

La narrativa es fluida y amena, por lo que al lector no le resulta nada cansina y, pese a que desde un comienzo sabemos lo que ocurrirá al final de la trama, (no, no estoy haciendo espoiler), el autor sabe mantenernos con la intriga, y nos va ofreciendo detalles de Iqbal en Noruega, en Estados Unidos, en el taller, en su casa... para poder hacernos una idea completa de cómo era este pequeño luchador.

Me parece una novela interesante para tratar temas transversales en nuestra aula, como son los derechos humanos, la importancia de luchar por unos ideales, y de valorar la educación como una herramienta liberadora. Por todo ello, creo que se trata de una obra interesante y necesaria, un chorro de realidad que nos azota en la cara y nos recuerda lo necesarias que son las personas como Iqbal en nuestra sociedad.